"El mejor escalador del mundo es el que más se divierte escalando"
Alex Lowe

jueves, 30 de noviembre de 2017

39 VILLA DE GIJÓN

Hola a tod@s, la entrada de hoy va a ser un poco diferente. No os voy a hablar de marcas, de entrenamientos para llegar preparado a una cita deportiva, no voy a hablar de logros de los compis, ni del circuito (los que habéis corrido más veces el villa ya lo conocéis de memoria).

Este último finde, como siempre por estas fechas tuvo lugar la que ya es desde hace mucho tiempo la carrera popular más vieja y longeva del circuito de carreras de Asturies: El Villa de Gijón. 
Este año creo que se cumple mi 10 participación consecutiva. 
A diferencia de los últimos años debo admitir que este si la estuve preparando una vez finiquitado el maratón de Langreo. Como principal ambición era intentar rebajar (que aún hoy no lo he mirado ni me importa la verdad) y correr rápido ya que ejercer de liebre de 4h me hizo perder mucha velocidad.


Pero por razones de la vida, estos objetivos se truncaron o más exactamente mi motivación se estanco el día 13 de noviembre a las 15h35. Ese día y a esa hora vía como mi padre se marchaba para el largo viaje a la eternidad. Con él se marchaba un pedacito de mi.
Mi padre no era un gran atleta, aunque en sus años mozos fue portero del Real Oviedo que entrenaba en famoso Antón. jugó hasta alcanzar la categoría juvenil, pero por razones laborales tuvo que dejar España e inmigrar a tierras belgas donde conoció a mi madre y dónde nací.
Mi padre tampoco fue un gran estudiante, jejeje, más bien no acabo los estudios de primaria, ya un día le lazo el tintero a la car al profesor porque le iba a pegar con la regla (métodos antiguos), salto por la ventana y no volvió a pisar el colegio.
Pero lo que si sé es que mi padre era un currante que se desvivió y se sacrificó por su familia para darles una buena vida y una vida mejor que la que tuvo él en su infancia. Mi padre, a pesar de no haber acabado los estudios, supo aprender un idioma extranjero (el francés), aprendió unos cuantos oficio soldador, pintor, era un manitas.
Además de todo ésto mi padre era una persona increíblemente fuerte: superando varios infartos (por culpa del tabaco que tuvo que dejar) y unos tumores de vejiga que se extirparon. La gente que lo conocía realmente quedaba sorprendida por su fortaleza.
Mi padre también era una buena persona, amigo de sus amigos (que algunos no lo eran tanto y le hicieron mucho daño), siempre estaba dispuesto a ayudar para cualquier cosa.

Así que este domingo, tome la salida del Villa con la cabeza puesta en otra motivación que hacer una MMP, está carrera quería dedicarsela. 
Sé que a partir de ahora no podre comentarle en persona las carreras que haga y los retos que me proponga junto con una buena Grimbergem. Pero estoy seguro de algo... Nunca correré sólo

Gracias a los fotográfo: Antonio Jiménez, Rodrigo Vallina, Pedro Pablo Heres, Angeles Llera & Francisco Rivas, Jorge Peteiro

No hay comentarios:

Publicar un comentario